La Cruz Ardiente – Parte 1

Home » Escritos » Artículos » La Cruz Ardiente – Parte 1
Una breve respuesta a ‘Ratha Yatra en Navadvipa'Una breve respuesta a ‘Ratha Yatra en Navadvīpa'
Ardiente-Cruz-2La Cruz Ardiente - Parte 2

por Swami B.G. Narasingha

(traducido por Bhajana Dasa)

La “Cruz Ardiente – Parte 1” fue el primero de una serie de artículos escritos para VNN en 2003 por Śrīla Narasiṅgha Mahārāja bajo el seudónimo de ‘Pradeep Sharma’. Durante un año, después de escuchar a muchos devotos plantear la pregunta sobre las conexiones entre el vaiṣṇavismo y el cristianismo, Śrīla Narasiṅgha Mahārāja Escribió varios artículos sobre este tema. En este artículo, muestra cómo el cristianismo tal como lo conocemos se deriva de San Pablo, cómo los judíos fueron influenciados por los zororastrianos (un grupo renegado de la India) y sobre la llegada de Santo Tomás a la India.

En una de mis últimas visitas a un templo de ISKCON, participé en una conversación con un discípulo de Srila Bhaktivedanta Swami Prabhupada sobre el diálogo interreligioso, en particular sobre el diálogo con los cristianos y la incorporación del pensamiento cristiano y las prácticas espirituales en la conciencia de Kṛsna. Fui respetuoso, como mi posición naturalmente exige cuando estaba en presencia de un devoto mayor, pero al mismo tiempo descubrí que me estaba molestando bastante con la conversación. Mi formación académica como historiador seguía sonando en mis oídos y comencé a preguntarme: ¿qué es lo que los seguidores de la doctrina del Amor Divino presentada por Sri Chaitanya Mahaprabhu podrían querer ganar de un diálogo interreligioso con el cristianismo? Si acaso, no mucho, pensé.

Aunque el cristianismo ha logrado cubrir los ojos del mundo con el manto del engaño con la fábula de Jesús, ¿no deberían los vaisnavas saber más y ver a través de tal fraude y engaño?

En las últimas semanas he llegado a comprender que la mayoría de los Gaudiya Vaishnavas de la actualidad (indios y occidentales) tienen muy poco conocimiento de la historia del cristianismo, sus orígenes y sus actividades en el presente.

El cristianismo, por así decirlo, es una rama del judaísmo que comenzó en el año 58 d.C. aproximadamente bajo el ministerio de Pablo y luego ganó un poder político significativo bajo el patrocinio del emperador romano Constantino, siglo IV.

En los primeros años posteriores a Jesús, él fue considerado un hombre, un ser humano, que como muchos otros antes que él y durante su tiempo había llegado a cumplir la profecía mesiánica de sacar al pueblo judío de la esclavitud política. Sin embargo, Pablo insistió en deificar a Jesús y predicó que Jesús era el hijo de Dios o Dios mismo. Antes de Pablo, el concepto de Jesús como algo más que un ser humano no prevalecía entre los Apóstoles originales. Pablo también quería predicar a los gentiles (no judíos), mientras que Jesús mismo supuestamente había dicho que había venido solo para el pueblo judío y esto estaba siendo seguido por los Apóstoles originales de Jesús hasta que Pablo entró en escena. Pablo finalmente fue en contra de las leyes de Moisés y predicó que no es necesario seguir las leyes de Moisés. Por lo tanto, los apóstoles lo reprendieron y, en un acto de rebelión, estableció su propio culto que más tarde llegó a ser el estándar del cristianismo. La doctrina de Pablo colocó la fe por encima de las obras. Esto significa que según Pablo no hay necesidad de seguir la ley judía, solo hay que creer en Jesús. Desde entonces, el cristianismo ha sido una doctrina de salvación a través de Jesús y no una búsqueda de la verdad, el conocimiento o un método para obtener la verdad o el conocimiento de Dios que no sea Jesús.

También debe mencionarse que los primeros cristianos no se llamaban a sí mismos “cristianos”. De hecho, eran una minoría dentro de la comunidad judía que se llamaba nazarenos y pensaba que Jesús era el mesías de los judíos, o el Cristo, pero no se llamaban a sí mismos “cristianos” hasta la época de Pablo.

Puedes preguntarle a cualquier erudito judío y te dirá que Jesús (si es que existió) era un judío que seguía estrictamente las leyes de Moisés y que la doctrina cristiana es una herejía judía que se originó con Pablo en Asia Menor en el 35 d.C.

Los judíos mismos han derivado gran parte de su doctrina de los zoroastrianos, ya que vivieron bajo una teocracia zoroástrica en Babilonia durante casi dos siglos. Los zoroastrianos, por así decirlo, son un culto renegado de brahmanas dirigido por Zoroastro quien no aceptó la derrota ante Vasistha Rishi y huyó de la India en la antigüedad, posteriormente estableciera sus propios códigos monoteístas de religión, llamando Zoroastrismo a la adoración de Ahura Mazda y Mitra. Los orígenes del zoroastrismo están documentados en el Rig Veda, versos 7.1.7, 7.9.6, 10.80.3 y en el Bhavishya Purana, Pratisarga Khanda, cap. 129-130. Vasistha Rishi también se menciona en la escritura Zoroastriana “Zend Avesta”.

Desde la época de Vasistha Rishi hasta los zoroastrianos de Persia y hasta los judíos en la era precristiana, existen diversas referencias históricas que establecen la autoridad de sus cultos y sus fundadores, pero cuando entramos en la “Era Cristiana” no hay ninguna autoridad confirmable para establecer que el Jesús histórico alguna vez existió. El hecho de que Jesús haya existido nunca ha sido verificado por ningún relato histórico, ya sea de la iglesia o secular. De hecho, es muy extraño que no existan registros históricos de Jesús cuando consideramos que Jerusalén en la época de Jesús era un refugio para historiadores y escribas. Aunque la Biblia (recopilada siglos después de Jesús y el único registro de Jesús) habla de miles de personas que siguieron a Jesús, tales eventos no se mencionan en ninguno de los registros antiguos de Jerusalén, ni étnicos ni romanos.

En palabras del Papa León X del siglo XVI, “Cuán provechosa ha sido para nosotros y para nuestra compañía esa fábula de Cristo”. Hasta el día de hoy todavía no hay pruebas del Jesús histórico. Estrictamente hablando, Jesús sigue siendo una fábula parte de un culto. Por lo tanto, el seguimiento de Jesús desde hace siglos no obtiene más beneficio espiritual que el seguimiento moderno de Ayappa en Kerala. Ninguna de estas personalidades, Ayappa (que no se menciona en ninguna parte de la literatura védica o puránica) o Jesús (que no se menciona en ninguna parte de la literatura judía o romana), realmente existió. A pesar de que la gente tiene fe en estas inexistentes personalidades de culto, no se logra ningún beneficio espiritual porque la fe debe colocarse en la realidad y no en rumores o mitos.

A falta de un Jesús real y de algún sermón o milagro realizado por él, resulta que todos los aspectos de la doctrina cristiana se han tomado prestados de los judíos, los zoroastrianos, los griegos, los egipcios e incluso los vaisnavas. Esto es verificable en todos y cada uno de los puntos de la doctrina cristiana y en el legado de Jesús, desde el número de discípulos que Jesús tuvo y así con todos y cada uno de los sermones que dio o milagros que supuestamente realizó. Prácticamente nada en el cristianismo es original o auténtico. Todo es una fabricación hecha a partir de fragmentos y piezas de otras tradiciones culturales y espirituales tomadas de aquí y de allá. Entonces, ¿qué tienen para aprender los devotos de Sri Chaitanya Mahaprabhu de los supuestos cristianos que no sea el arte no deseado de la política y el engaño?

En los siglos XIX y XX hubo un debate internacional entre académicos llamado “La teoría del préstamo”. “La Teoría del Préstamo” sugería que la adoración de Vasudeva Krishna fue tomada del cristianismo. Los brahmanas de la India tenían poco que contribuir a este debate, pero gracias a la investigación honesta de un pequeño grupo de arqueólogos e historiadores occidentales, el asunto de que la adoración de Vasudeva Krishna era anterior a la adoración de Jesús finalmente se resolvió en 1908, momento en el que el tema de “La Teoría del Préstamo” se abandonó.

Con miras a establecer el cristianismo como la raíz del vaishnavismo durante la era de “La teoría del préstamo”, se descubrieron muchas similitudes entre el vaishnavismo y el cristianismo, pero cuando ese intento falló, nadie adoptó el punto de vista opuesto para sugerir que posiblemente fue el cristianismo quien tomó prestado del vaishnavismo. Cuando efectivamente lo había hecho.

Nadie en la India presentó el desafío a la comunidad intelectual del mundo porque, como dijo una vez Aurobindo, “los Indios han olvidado cómo pensar”.

Un punto interesante para recordar sobre el cristianismo es que, aunque escuchamos que es una doctrina de amor y misericordia enseñada por su salvador, en realidad no hay ningún punto en la historia cristiana o lugar en la cristiandad donde se muestre un ejemplo de amor y misericordia. Por el contrario, desde el nacimiento del cristianismo hasta la actualidad, los cristianos han dejado un rastro de sangre y horror dondequiera que han ido en el mundo.

Por supuesto, la historia dice que los primeros cristianos fueron perseguidos por los romanos por sus actividades políticas (no por sus creencias religiosas), pero cuando las cosas cambiaron y los cristianos subieron al poder, no perdieron el tiempo en perseguir a todos los que diferían de la doctrina Cristiana, incluso a miembros de su propia comunidad.

Cuando el cristianismo había purgado al Imperio Romano de lo que llamaban prácticas paganas (muchas de las cuales tenían orígenes védicos), Europa entró en la “Edad Media” y permaneció en esa oscuridad hasta que Sri Chaitanya Mahaprabhu apareció en India en 1486 y esto finalmente provocó un Renacimiento en Europa de donde vino el surgimiento de la Iglesia Protestante. Desafortunadamente, los protestantes no lo hicieron mejor que sus precursores.

La estela cristiana de derramamiento de sangre y horror comenzó en la época del emperador Constantino, hijo del emperador Constantino, cuando numerosas minorías “cristianas” fueron torturadas y ejecutadas por sus creencias en la reencarnación y el vegetarianismo (doctrinas tomadas de Oriente). El rastro de derramamiento de sangre y horror ha continuado sin cesar en todo el mundo cristiano hasta los tiempos modernos. Aproximadamente en 1560 d.C., la Inquisición se inició en la India por orden directa de San Javier y continuó hasta 1812 d.C. Sin embargo, la Inquisición había terminado treinta y ocho años antes en Europa. Durante ese tiempo, más de 2000 personas fueron quemadas en la hoguera en la India y todo en nombre de la cruz. Lamentablemente, la Inquisición en India es una historia que la educación secular de India (fuertemente influenciada por el cristianismo) se niega a reconocer.

Durante el período de la ocupación portuguesa en la India, el mito de Santo Tomás también ganó popularidad. Según la leyenda, Santo Tomás, el Apóstol de Jesús, desembarcó en la India en el año 52 d.C. en Cranganore, Costa de Malabar y estableció la primera iglesia más tarde conocida como la Iglesia Siria. En el 68 d.C., Santo Tomás fue supuestamente martirizado cerca de la actual Madras / Chennai y allí una gran catedral ahora alberga una cripta en el sótano que contiene algunas reliquias de Santo Tomás. Esta historia de Santo Tomás en la India, sin embargo, no tiene verificación o certificación del Vaticano en Roma, pero es, sin embargo, una poderosa plataforma de predica para convertir a los hindúes al cristianismo, ya sea católico o protestante.

En la catedral de Santo Tomás en Chennai (Basílica de la Catedral de Santhome) también hay una pintura que muestra a Santo Tomás rezando mientras es apuñalado hasta la muerte con una lanza sostenida por un brahmana Ramanuja Vaishnava que usa Vishnu tilaka. Una vez más, encontramos que nuestros brahmanas en la India están sentados ociosos y no piensan ni dicen nada acerca de esta falsa propaganda que sugiere que Santo Tomás fue asesinado por un Sri Vaishnava, cuando de hecho los Sri Vaishnavas y su tilaka no entraron en la historia hasta el siglo XI d.C.

Ésta y otra propaganda cristiana que se basa en mentiras y falsedades no ha tenido oposición en todo el mundo durante veinte siglos. El resultado es que una gran parte de la población mundial e incluso una gran población aquí en la India está ahora bajo la influencia de la herejía cristiana. Cuando vemos que los vaisnavas genuinos también son víctimas de esta herejía, es realmente decepcionante.

Las iglesias cristianas tienen un plan de cien años para convertir a toda la India y otras partes de Asia al cristianismo. Con este fin, los cristianos ya controlan una gran parte de las instituciones educativas en la India, y también ejercen un poderoso control sobre los medios de comunicación de la India. En la actualidad hay 24 millones de cristianos en la India. Un tercio de la población de Goa es cristiana. Una cuarta parte de Kerala es cristiana y el cristianismo es mayoritario en los estados de Nagaland y Mizoram en el noreste. La mitad de los cristianos de la India pertenecen a la Iglesia Católica Romana y el resto pertenece a varias Iglesias Protestantes.

Lo que parece estar sucediendo es que, en nombre del diálogo interreligioso, los devotos menos informados sin saberlo siendo usados por las manos de la cruzada cristiana moderna contra el vaishnavismo.

En cualquier diálogo productivo con un cristiano, debe demostrarse firmemente que cualquier enseñanza de valor encontrada en Jesús está dentro de las enseñanzas de Sri Chaitanya Mahaprabhu con la ventaja adicional de que las enseñanzas de Mahaprabhu son mucho más extensas y directas.

Desafortunadamente, los brahmanas de la India se han convertido en su mayor parte en eunucos espirituales y son inútiles para fines tales como propagar, defender o incluso mantener la cultura védica, mientras que sus contrapartes, las comunidades vaisnavas occidentales, en nombre de predicar ampliamente, se están volviendo cada vez más y más diluidas mezclando todo y cualquier cosa (como el cristianismo y el budismo, etc.) con la conciencia de Krishna. Si esta tendencia continúa, desafortunadamente, las comunidades vaisnavas occidentales pueden eventualmente volverse no más útiles para el Movimiento de sankirtana de Sri Chaitanya Mahaprabhu que nuestros impotentes brahmanas de la India.

Una breve respuesta a ‘Ratha Yatra en Navadvipa'Una breve respuesta a ‘Ratha Yatra en Navadvīpa'
Ardiente-Cruz-2La Cruz Ardiente - Parte 2

¡Comparte este artículo!

Más artículos de Swami B.G. Narasingha

Gāyatrī para mujeres

Artículos|

"Gāyatrī para Mujeres" fue un artículo escrito por Śrīla Narasiṅgha Mahārāja en 1998, que permaneció inédito hasta que se incluyó en el libro "Prabhupāda Vijaya" en 2016. En este artículo, Narasiṅgha Mahārāja explica la razón por la que Śrīla Prabhupāda les dio el brahma-gāyatrī a sus discípulas.

La Cruz Ardiente – Parte 2

Artículos|

En "La Cruz Ardiente - Parte 2", Śrīla Narasiṅgha Mahārāja, bajo el seudónimo de Pradeep Sharma, analiza la Inquisición de Goa, cómo los cristianos veían al Señor Jagannātha en Purī y los pensamientos de los Padres Fundadores de los Estados Unidos sobre el cristianismo.

¿Quién goberno la India?

Artículos|

"¿Quién gobernó la India?" fue escrito por Swami B.G. Narasingha el 3 de octubre de 2009. En este artículo histórico informativo, Swami Narasingha describe las diversas civilizaciones extranjeras y poco conocidas que invadieron la India en Kali-yuga.

Go to Top